Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘‘Vicky Cristina Barcelona’’

(Publicado en Aux Magazine, Nº 43)

JAVIER AGUIRRESAROBE

Luces, sombras y eclipses

Javier Aguirresarobe

Es el director de fotografía más reputado del cine español y hace tiempo que lo reclaman desde el otro lado del charco directores como Woody Allen o Chris Weitz. El 30 de junio se estrena su último trabajo, ‘Eclipse’, la tercera de la saga ‘Crepúsculo’.

¿En qué consiste la labor del director de fotografía?

Damos forma, volumen y movimiento a una escena mediante la luz, la cámara, las lentes, el color, las texturas. Imagínate una secuencia que dice en el guión: Interior. Anochecer lluvioso. Salón de la casa. Creamos un ambiente penumbroso, con poca luz que llega desde unas ventanas empañadas por la lluvia. La atmósfera es fría, azulada. El protagonista recorre el espacio hasta situarse de cara a una de las ventanas. La cámara se va acercando por detrás. Creamos la atmósfera, el posible suspense, y la registramos con una cámara.

¿Siente que su trabajo pasa desapercibido para el público y que es el director de la película quien se lleva el aplauso en solitario?

Al terminar el rodaje de ‘Los fantasmas de Goya’, Milos Forman nos contó que si la película es un éxito, todos participamos de él. Pero si la película es un fracaso, él se queda solo, sin nadie que le ampare. Estoy de acuerdo con esa forma de percibir el éxito y el fracaso.

El primer día de rodaje de ‘La carretera’, de John Hillcoat, apareció usted con una camiseta en la que se podía leer: “el sol es nuestro enemigo”.

Fotograma de 'La carretera'. con Viggo Mortensen

‘La carretera’ transcurre en un ambiente donde el sol no existe. La atmósfera es gris, la Tierra se está muriendo. Quería mentalizar a todo el equipo de que un día de rodaje con sol era un día perdido. El eslogan funcionó. Cuando la previsión era de día soleado nos metíamos a rodar en un interior. Todo lo contrario de lo que ocurre en el rodaje de películas convencionales.

También huye usted de los colores vivos.

Me gusta una saturación de color atenuada. El cine no tiene nada que ver con la televisión, es un lenguaje diferente. No sólo en el tema del color, sino en el de la profundidad de campo. Siempre lucho para que los fondos de mis películas estén bastante desenfocados. Intento hacer una imagen diferente a la de la pequeña pantalla.

Alguna vez se ha referido al “color de televisión turca” como algo a evitar en fotografía. ¿A qué se refiere?

No sé cómo es el color de la televisión turca, pero esa expresión me remite a texturas brillantes, saturadas cromáticamente y a imágenes planas. También empleo la expresión “por favor que esto no se parezca a un telediario”. Pienso que el lenguaje del cine debe interpretar la realidad con un sentido más creativo.

Ha realizado trabajos de fotografía en muchos lugares del mundo, ¿con cuál se queda?

Las mejores oportunidades de luz las he tenido en el norte de Estados Unidos y en Vancouver. Pero depende de la película que vayas a hacer. Todos me hablan de la maravillosa luz que hay en Nuevo México, y es una luz sureña.

En Vancouver se ha encargado de la fotografía de las dos últimas entregas de la saga ‘Crepúsculo’. ¿Cómo se enfrentó a la creación de la atmósfera de ‘Luna Nueva’, con ese universo tan particular?

Mi comunicación con el director, Chris Weitz, fue mi sencilla. Sólo me pidió diferenciar el look de la primera parte de ‘Crepúsculo’, que a él no le gustaba mucho. No porque la fotografía de esa película estuviera mal, sino porque recorría caminos extremos: luz muy dura y colores muy fríos. Una opción que no gustaba para ‘Luna nueva’. El universo que creamos fue más natural, más cálido, más de acuerdo con una historia que nunca dejaba de ser romántica.

¿Y en ‘Eclipse’, aún sin estrenar, cuál fue la línea a seguir?

En ‘Eclipse’ me encuentro con otro director, David Slade, que también quiere diferenciar el look de su película. Es lógico. Es un director que le da mucha importancia a la estética, a la composición, al color. Todo ello ha supuesto un giro en la fotografía respecto a las anteriores producciones. ‘Eclipse’ tiene una imagen más sofisticada, más estética.

En ambas películas ha trabajado con dos de los actores más deseados por el público juvenil: Kristen Stewart y Robert Pattinson. ¿Cómo fue trabajar con ellos?

Son gente muy sencilla, muy buenos chicos. Son tremendamente colaboradores en todo momento. Les ha llegado la fama y, con ella, otra forma de vida. Pero en rodaje son como uno más, con sus temores y responsabilidades ante la cámara.

En su trabajo con los actores, ¿ha descubierto si existe eso que llaman fotogenia?

Es un tema que roza el misterio. Puedes encontrar gente de aspecto aparentemente vulgar y que a través de la cámara resulta luminosa y especial. Igualmente hay bellezas que se empobrecen tras la cámara. No hay nada escrito sobre el tema. Hay gente que tiene ángel, carisma, o como lo queramos definir. Y son los que triunfan.

En ‘Los otros’ coincidió con Nicole Kidman, ¿cómo fue la experiencia?

Me sorprendió por su absoluta confianza en mi trabajo desde el primer momento. Estaba preciosa. Recuerdo que solía llegar al set con pésimo humor. Llegué a la conclusión de que era parte de su sistema de trabajo, de acuerdo con el personaje que interpretaba. Al final del día estaba siempre simpatiquísima.

Dice que el rodaje de ‘Vicky Cristina Barcelona’, con Woody Allen como director y Scarlett Johansson, Penélope Cruz y Javier Bardem como protagonistas, le resultó complicado, ¿por qué?

Penélope Cruz en 'Vicky Cristina Barcelona'

No fue ni por Woody Allen ni por los actores. W. Allen es un realizador muy respetuoso en el rodaje, educadísimo en todo, concentrado en su trabajo. Lo único que pide es que todo vaya muy rápido. Esta película terminó haciéndose en 26 días. Y los actores fueron estupendos, grandes colaboradores. El tema fue Barcelona y el aspecto mediático que acompañó este rodaje. Estábamos siempre en el punto de mira de los medios de comunicación, que lo criticaban todo. Eso mediatizó nuestro trabajo. No sabíamos cómo movernos entre tanto curioso. Ahora, después de todo, estoy agradecidísimo a esta película. Me ha abierto muchas puertas en Estados Unidos.

¿Qué proyectos tiene ahora?

Ruedo una película con Chris Weitz. Se titula ‘The gardener’ que se realizará entera en la ciudad de Los Angeles. Por eso estoy aquí, intentando acomodarme a los nuevos hábitos de esta enorme ciudad.

Anuncios

Read Full Post »